Los trastornos de personalidad se definen como un grupo de afecciones mentales, donde las personas tienen un patrón prolongado de comportamientos, emociones y pensamientos que es muy diferente a la expectativa de su cultura, lo que interfiere en sus relaciones interpersonales, el trabajo y otros contextos.

Veamos algunos ejemplos:

Trastorno de personalidad antisocial:  afección mental donde una persona tiene un patrón prolongado de manipulación, explotación o violación de los derechos de otros sin ningún remordimiento. Tal comportamiento puede generar problemas en las relaciones, en el trabajo, e incluso con la justicia.

Trastorno límite de personalidad:  el trastorno límite de la personalidad (LPT) es una afección mental donde una persona tiene patrones prolongados de emociones turbulentas o inestables, lo que los lleve a tener acciones impulsivas y relaciones caóticas con otras personas.

Trastorno de personalidad narcisista:  este tipo de trastorno se caracteriza por un sentido exagerado de egocentrismo, preocupación extrema por sí mismo, así como falta de empatía por otras personas.

Trastorno de personalidad obsesivo-compulsiva: conocida por su abreviatura como TPOC, es una afección mental en la cual una persona está preocupada por las reglas, el orden y el control.

En el Centro de la Conducta S.C. lo esperamos para darle un tratamiento adecuado en beneficio de su salud mental.